MILLA 200

PATRULLAJE EN LA MILLA 200


Defensa: la Armada y los patrullajes en la Milla 200


La Prefectura coordina con la Armada Argentina, el control del límite exterior de la Zona Económica Exclusiva de nuestro país (ZEEA). Dicha coordinación horizontal entre ambas fuerzas de los patrullajes en esa frontera marítima, se encuadra en el Convenio Marco de Coordinación y Cooperación entre el Ministerio de Defensa y el Ministerio de Seguridad de la Nación y la actividad de control tiene por objetivo, prevenir el ingreso de buques pesqueros extranjeros ilegales a aguas argentinas.

Los alcances de este convenio interministerial, se manifiestan en un convenio específico de articulación a través del cual, se implementan mecanismos de coordinación, cooperación y complementación entre las partes, sobre aquellas materias afines en Vigilancia de Aguas Jurisdiccionales. Involucrando el intercambio de personal a bordo de las unidades desplegadas, de información de los respectivos sistemas de monitoreo y vigilancia de buques, de protocolos de actuación y de cuestiones doctrinarias y de procedimientos.

El desafío de coordinar medios e intercambiar información y buenas prácticas en dicha tarea, apunta a reforzar el poder marítimo a fin de hacer un uso eficiente de los recursos del Estado y preservar así las riquezas del mar argentino.

La coordinación entre Prefectura y la Armada comienza en 2020, a partir de la firma del convenio mencionado. El “Equipo de trabajo Interdisciplinario para el Control de los Espacios Marítimos y sus Recursos” (EICEMAR), participó en la instancia de cooperación cuando se empezó a gestar el mismo, a partir del cual, se generaron programas específicos para implementar la coordinación para el cuidado y el control del Mar Argentino, acorde las competencias y atribuciones que por ley, tienen asignadas cada una de las fuerzas.

Dicho intercambio permitió, además, la interacción entre ambas instituciones en torno a una misma problemática, el control de los espacios marítimos, y hacerlo desde dos puntos de vista diferentes, el militar y el policial, ambos contribuyentes a la deseada gobernanza en el mar.